Oír a Napoleón Bravo afirmar que Juan Guaidó es el presidente legítimo, porque más de 50 países lo reconocen como tal, muestra una ignorancia supina sobre el tema o el deseo de dar como un hecho incontrovertible lo que cada día más venezolanos ponen en duda.

La legitimidad de cualquier gobierno es producida por el pueblo mediante votaciones libres, universales, directas y secretas y no por medio de reconocimiento diplomático, por universal que éste sea. Pero si tan disparatada teoría tuviera algún asidero, tampoco sería útil al caso venezolano, pues teniendo la Organización de las Naciones Unidas 193 Estados miembros, se evidencia que más de 100 Estados no lo reconocen.

Guaidó accede a la Presidencia de la República en virtud de la previsión contenida en el artículo 233 de la Constitución, para los casos en que se produjera falta absoluta del Presidente electo; en tal circunstancia, el Presidente de la Asamblea Nacional asumiría el cargo durante 30 días, plazo dentro del cual deberían realizarse nuevas elecciones presidenciales.

Es evidente que la previsión constitucional, que pretende poner a salvo la continuidad del gobierno, presumía la existencia de un régimen democrático donde el cumplimiento de las normas constitucionales estuviesen fuera de cualquier discusión. No siendo este el caso en la Venezuela de enero de 1919, ni en la actual, el referido artículo 233 ni siquiera ha debido ser mencionado, ante la imposibilidad real de convocar unas nuevas elecciones rechazadas por el poder de facto que pocos días atrás había falseado descaradamente los resultados electorales.

Hay que ser algo más que ingenuo para creer que en medio de un gobierno tiránico se pueden realizar eventos democráticos que pongan fin a la tiranía, por lo cual el interinato de Guaidó parece tener más de velada cohabitación que de vía para recuperar la libertad.

Ya es hora de desconocer masivamente la presidencia bufa de Guaidó, que no ha servido más que para el enriquecimiento de unos cuantos a costa del sacrificio de los muchos que claman auxilio por enfermedad o hambre.

07/05/2020